Stephen Curry, estrella de los Golden State Warriors, reconoció que le gusta ver jugar a Lionel Messi, el jugador del Barcelona.

En una entrevista con medios internacionales, Curry fue cuestionado si se considera el Messi de la NBA por su estilo de juego.

“No lo sé. Los dos tenemos un estilo de juego muy creativo. Yo trato de hacer cosas bonitas con las dos manos, ser creativo, algo parecido a Messi. Me encanta verle jugar porque nunca sabes lo que va a hacer con el balón. Me encanta el talento que tiene”, dijo Curry.

Sobre el momento que están viviendo los Warriors, Curry explicó que está emocionado con el equipo y con su juego.

“La verdad es que me siento feliz de cómo estoy jugando personalmente y de cómo responde el equipo cada noche”, aseguró.

El base de los Warriors admitió que intenta ser perfeccionista en su juego y ganar otro título.

“Ese sería el objetivo. Me gusta liderar a mi equipo cada noche. Quiero ser más eficiente y mejorar como jugador. Sería un sueño ganar de nuevo el título y conseguir el MVP, pero todavía es pronto para hablar de ello”, aceptó.

A continuación algunas de las preguntas que respondió Curry

-¿Tú y los Warriors han cambiado el estilo de juego en la NBA?

-Nos gusta lo que hacemos. Nuestro juego está basado en el perímetro. Muchos hablan del small ball (el resignar altura, peso, potencia y juego en el poste bajo) por las formaciones que utilizamos. Se ha hecho en el pasado, pero nuestra consistencia y lógicamente nuestros resultados han demostrado que es un estilo muy poderoso. Somos atléticos, usamos eso, la habilidad, el tiro; y está cambiando muchas mentalidades. El tiro de tres se está usando como pocas veces.

-¿Qué significan los récords, como este 16-0 del arranque?

-Eso es más que nada algo tangible. Nadie habló del 16-0 hasta la semana pasada. Ahora llegamos ahí y esperamos seguir sumando triunfos, pero no será una decepción si no podemos hacerlo.

-Esta temporada estás tirando aún mejor que la anterior. ¿Cuánto tuvo que ver en ello que Steve Nash se haya sumado para ayudar al entrenador?

-Ha estado algo más de una semana, habrá que esperar para sentarnos y que me brinde otra perspectiva. Tuvimos algunas prácticas y me dio algunos tips para el pick and roll (jugada que consiste en bloquear al marcador de quien lleva la pelota y luego buscar el hueco para recibir de él) para crear espacios de tiro… Será importante.

-¿Qué tan perfeccionista eres?

-No soy perfecto ni en el básquet ni en la vida, pero trabajo con los estándares más altos que puedo. Aunque haga muchos puntos, lo primero que me fijo al terminar un partido es cuántas pérdidas tuve. Sigo buscando mejorar.

-¿La manera en que juegan ustedes es la que mejor aplica para los países sin demasiada gente alta?

-Creo que todo pasa por la habilidad. Yo no soy el más dominante desde lo físico y no importa si el otro es más alto o más fuerte que yo. Lo que importa es el espíritu competitivo y, claro, el explotar las habilidades propias al máximo.

-¿Cómo esperas los Juegos Olímpicos del año que viene? Será una chance de ganar un oro junto a LeBron James, por ejemplo.

-Jugar en Río sería un sueño. Fui ahí de vacaciones cuando tenía 18 años y la pasé genial. Ir a representar a mi país y jugar con los grandes de la NBA puede llegar a ser genial. Ojalá antes de eso juguemos otras Finales y ganemos otro anillo.

-A LeBron y a ti se los ha comparado con Cristiano Ronaldo y Lionel Messi. ¿Tú vendrías a ser Messi, o Messi sería el Stephen Curry del fútbol?

-(Risas). No lo sé, es como la cuestión del huevo y la gallina, ¿no? Ambos tenemos un estilo creativo. Sentimos cuando estamos en la cancha o la pista. Me gusta hacer lindas jugadas, usar las dos manos, hacer crossovers (el cambio de ritmo al frenar y llevar la pelota de una a otra mano)… Debo tener creatividad a la hora de hacer mi juego. Definitivamente es el estilo que también tiene Messi; podría decirse que jugamos a lo mismo. Me encanta verlo jugar, soy un gran fan suyo. Nunca sabes lo que hará en un momento dado. Cuando lo ves en la tele todos están expectantes a ver qué hará con la pelota, puede hacer magia con el mínimo toque. Siempre que juega sabés que va a pasar algo especial. No queda más que ser agradecido por tener ese talento.

-¿Qué representa tu familia en tu carrera que vas con ellos adondequiera?

“Ellos son mi apoyo. No importa qué haga yo en la cancha, ellos están ahí siempre y sin duda estamos creciendo como familia. Especialmente mi esposa, Ayesha, que con el calendario que tenemos, los viajes… Ella se hace cargo de todo, ahora que tenemos dos niñas (Ryan Carson nació en junio) y eso me permite seguir jugando en el más alto nivel. También me da perspectiva, porque hay mucho más que básquet en la vida. Tener a los hijos que puedan verte jugar y apoyarte es grandioso. Crecí en una familia NBA, mi papá jugó 16 años (ver aparte), y ahora jugar yo y ver el otro lado de ese proceso es hermoso”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *