Nacionales ganan a Cachorros duelo de líderes; vencen Gigantes y Marlins

0
Compartir

HOUSTON, Estados Unidos.- El gran duelo de líderes de división del “Viejo Circuito” tuvo como protagonistas a los Nacionales de Washington que se impusieron a los Cachorros de Chicago, mientras que los Gigantes de San Francisco, Marlins de Miami, Diamondbacks de Arizona y Rojos de Cincinnati también encontraron el camino ganador.

El abridor derecho Max Scherzer estuvo tan afinado que pareció en camino a un nuevo juego sin imparable o a recetar otra vez 20 ponches. O a ambas hazañas.

Scherzer retiró a sus primeros 16 rivales y terminó lanzando pelota de dos indiscutibles en siete entradas con 11 ponches, para que los Nacionales ganasen 4-1 a los Cachorros.

A medida que Scherzer retiró a los bateadores, el piloto de los Nacionales, Dusty Baker, comenzó a preguntarse si el derecho estaba en ruta a otro logro histórico.

“Si lo ha hecho una vez, uno sabe que puede conseguirlo de nuevo”, declaró Baker. “Uno puede pensarlo. Yo no suelo hacerlo, pero lo pensé. Fue asombrosa la manera en que comenzó el juego. Sólo cometió un error”.

El intento de Scherzer por lanzar el tercer juego sin indiscutible en su carrera naufragó cuando había un out del sexto capítulo.

Addison Russell encontró un lanzamiento con cuenta de 3-2 y depositó la esférica en las butacas del jardín izquierdo.

El otro bateador que consiguió embasarse frente a Scherzer (8-4) fue el italiano Anthony Rizzo, quien pegó un doblete en el séptimo episodio.

Frente al equipo con la mejor marca en las Grandes Ligas, Scherzer se convirtió en el vigésimo sexto lanzador en la historia del béisbol en acumular 40 juegos con al menos 10 ponches.

Ha ganado tres aperturas seguidas y ha permitido sólo tres carreras en 22 entradas.

Y en cierto modo, el as cobró venganza ante los Cachorros, que le hicieron siete carreras en cinco entradas el 6 de mayo en el Wrigley Field. Chicago propinó entonces una barrida en la serie de cuatro duelos.

“Lo recuerdo”, declaró Scherzer. “Me golpearon la última vez y yo quería enfrentarlos de nuevo”.

El mes pasado, Scherzer recetó 20 ponches en una victoria sobre los Tigres de Detroit. Ahora abanicó a nueve de sus primeros 10 contrincantes y le despachó tres ponches a Dexter Fowler.

Kyle Hendricks (4-6) recibió cuatro anotaciones y seis imparables en cinco entradas y un tercio que lo dejaron con la derrota.

Shawn Kelley sacó cinco “outs” para acreditarse su primer salvamento.

Brandon Crawford y el venezolano Grégor Blanco conectaron sencillos con las bases llenas cada uno durante un ataque de cuatro carreras en la séptima entrada para guiar a los Gigantes a una victoria de 11-5 sobre los Cerveceros de Milwaukee.

En la sexta entrada, Crawford rompió el empate a 4 con un elevado de sacrificio. San Francisco continuó aplicando presión en la séptima con sencillos consecutivos de Brandon Belt, Buster Posey y Matt Duffy.

Crawford luego le conectó un sencillo al relevista de los Cerveceros Blaine Boyer.

Después de que Jarrett Parker recibió el pasaporte para volver a llenar las bases, Blanco le puso fin a un bache ofensivo de 27-0 con su gran imparable.

El pelotero cubano Adeiny Hechavarria remolcó cuatro y los Marlins lograron 19 imparables, su récord esta temporada, en un triunfo arrollador de 13-4 sobre los Padres de San Diego.

Para el tercer episodio, los Marlins se habían puesto 8-1 arriba, en su tercera victoria en cinco juegos.

El abridor taiwanés Wei-Yin Chen (4-2), que nunca había enfrentado a los Padres, admitió cuatro carreras en siete entradas y un boleto. Ponchó a siete, en su segunda victoria en ocho aperturas pese a admitir cuatro jonrones solitarios.

Colin Rea (3-3) sufrió en la apertura más breve de su carrera, admitiendo ocho carreras y nueve imparables en dos entradas y dos tercios.

Los Marlins, que anotaron más carreras que en cualquier otro partido de la temporada, tomaron el control del juego en su tercer episodio de siete carreras, enviando 12 bateadores al plato para castigar a Rea.

El abridor Zack Greinke recibió ayuda de tres joyas defensivas en un trabajo de siete buenos episodios, en su primer juego contra su antiguo equipo desde que se fue de Los Ángeles, y los Diamondbacks consiguieron carreras de Paul Goldschmidt y Jake Lamb que les dieron la victoria por 3-2 ante los Dodgers.

Greinke (9-3), firmó un contrato de seis años por 206,5 millones de dólares con los Diamondbacks, contó con el apoyo de grandes jugadas del jardinero izquierdo Peter O’Brien, el segunda basedominicano Jean Segura y el jardinero central Michael Bourn.

Greinke admitió dos carreras y siete imparables para ganar su sexta apertura consecutiva con 119 lanzamientos, su mejor marca esta temporada.

Goldschmidt y Lamb pegaron jonrones solitarios ante Mike Bolsinger (1-4), que cargó con la derrota.

Mientras que Corey Seager botó la pelota fuera del parque por los Dodgers.

El relevista Brad Ziegler consiguió los cinco últimos “outs” del partido y llegó al cuadragésimo primer rescate consecutivo, decimotercer en lo que va de temporada.

Tyler Holt gestionó un boleto del relevista dominicano Arodys Vizcaíno con la casa llena en la novena entrada, para que entrara la carrera con la que los Rojos de Cincinnati vencieron 9-8 a los Bravos de Atlanta, en un duelo entre los peores equipos de la Liga Nacional.

Cinco lanzadores de los Bravos otorgaron ocho bases por bolas en forma combinada. Vizcaíno (1-2) regaló tres en el noveno episodio y cargó con la derrota.

Adam Duvall pegó un jonrón de dos carreras y remolcó tres por los Rojos, mientras que Ross Ohlendorf (5-5) recibió una anotación en el octavo capítulo, durante una labor que incluyó dos indiscutibles y un par de bases por bolas.

El cerrador Tony Cingrani resolvió la novena entrada para lograr su séptimo rescate en 12 intentos.

Share.

About Author

Leave A Reply