Manny Pacquiao derrota fácil a Bradley y gana otro título mundial

0
Compartir

Carlos Nina Gómez

El filipino Manny Pacquiao, ganador de ocho coronas mundiales en diferentes categorías (desde la mosca hasta la del peso mediano junior), vapuleó la madrugada de este domingo al estadounidense Timothy Bradley a quien derrotó sin ningún inconveniente y así capturó el título welter (internacional) avalado por la Organización Mundial de Boxeo (OMB).

Con este nuevo éxito del sensacional gladiador de las Filipinas se cumplió el vaticinio de este diario digitall  que pronosticó la victoria a favor de pacquiao.

El combate, montado en la arena del emblemático hotel MGM de la ciudad de Las Vegas, Nevada y transmitido para América Latina y el área del Caribe por el canal Golden con sede en México, resultó relativamente cómodo para Pacquiao.

Lo Tumbó dos veces

Bradley fue depositado dos veces en el piso por los duros puños del filipino que, sin embargo, no pudo rematar para llevarse el triunfo por nocaut. Pacquiao no noquea a un rival desde hace siete años. El último nocaut propinado por Pacquiao ocurrió el 14 de noviembre del 2009, en el mismo escenario del MGM, cuando destrozó en el 12avo round al puertorriqueño Miguel Cotto.

Aunque no se lució con un KO, sí demostró que todos sus reflejos están excelentes y ni habar de su velocidad de manos y piernas…precisamente con velocidad pudo neutralizar a Bradley quien en ocasiones trató de sorprenderlo, pero nunca lo encontró en posición fácil para golpearlo con la debida contundencia.

La victoria (su número 58 de su maravillosa carrera profesional) fue tan cómoda que los tres jueces lo vieron ganar 116-110…la tarjeta de este periodista marcó 117-110 también para Pacman Pacquiao. En el séptimo round Pacquiao, con un violento gancho de izquierda, mandó a la lona a Bradley quien recibió, de pie, el conteo reglamentario de los ocho segundos.

En el noveno asalto el filipino, que al parecer no regresará a los ensogados, volvió a depositar en la lona a Bradley quien cayó de manera peligrosa dando una vuelta que casi se atropella la cabeza. Recibió otra vez los ocho segundos y siguió con bravura el combate. En los primeros cinco rounds se vio a Pacquiao en mejor forma que Bradley, pero el estadounidense logró -en ocasiones- encajar buenos golpes que hizo retroceder al filipino. La pelea comenzó a ponerse de “un  solo lado” a partir del séptimo asalto cuando se impuso la experiencia, rapidez, precisión en el lance de sus golpes y determinación por parte de Pacquiao.

Claro dominio de Pacquiao  

El dominio de Pacquiao, en por lo menos nueve de los 12 asalto,  fue claro. Bradey no pudo encontrarlo, pese a que enseñó velocidad y pundonor. Pacquiao y Braldey pelearon por tercera vez (¡a las tres es la vencida!) ya que habían cruzado guantes, también en la división welter, en otras dos ocasiones.

En su primer encuentro, igualmente celebrado en Las Veas, Bradley fue declarado “ganador”, pero la mayoría de los periodistas consideró que dos jueces le habían “regalado” el triunfo al estadounidense.Por haber sido tan controvertida la decisión, fue autorizada una segunda riña y Pacquiao ganó de manera unánime…¡como ocurrió en este tercer combate.

Los golpes más sólidos, y con mejor precisión, fueron despachados por Pacquiao…Bradley en ningún momento puso en apuro a su rival. Pacquiao, cuando envió a la lona por segunda ocasión a Bradley, quiso buscar el nocaut, pero el estadounidense danzó como una “culebra” y no permitió que el filipino lo volviera a golpear de forma contundente. Se le escapó del nocaut.

¿Se va o se queda?  

Con esta victoria tan clara para el filipino, de inmediato surgió la pregunta de los expertos: ¿Se va o se queda? En la víspera del combate Pacquiao declaró, en forma reiterada, que sería su última pelea tras casi 20 años de carrera profesional. Su entrenador, Freddie Roach, nunca quiso asegurar –o negar- que su pupilo, después de enfrentar a Bradley, iba a colgar los guantes.

Pacquiao actualmente es diputado, y ahora buscará llegar al senado de Filipinas. Las elecciones de Filipinas serán en mayo próximo.

Expertos dicen que si Pacquiao decide seguir en los cuadriláteros “sólo haría con una condición: Que Floyd Mayweather abandone su retiro y se pacte una pelea de revancha”.

El dos de mayo del 2015, en el mismo lugar (hotel MGM de Las Vegas), Mayweather dispuso de Pacquiao por decisión unánime al protagonzar la pelea más cara de la historia la cual dejó en bruto cerca de 650 millones de dólares.

Share.

About Author

Leave A Reply