EE.UU.: tiroteo en San Bernardino, California, deja al menos 14 muertos

0
Compartir

Al menos 14 personas murieron y otras 17 resultaron heridas en un tiroteo ocurrido en la mañana de este miércoles en las oficinas de una organización que trabaja con personas discapacitadas en la ciudad de San Bernardino, en el sur de California (oeste de EE.UU.).

Fuentes del departamento de policía de esta localidad situada a unos 100 kilómetros al este de Los Ángeles dijeron que están buscando hasta tres tiradores.

Se cree que los sospechosos pueden haber huido de la escena del tiroteo en un automóvil de color oscuro.

En estos momentos los canales de televisión estadounidenses están mostrando imágenes de decenas de autos de policía y varios vehículos blindados frente a un automóvil oscuro que ha sido tiroteado y que se cree podría pertenecer a los sospechosos.

Según la oficina del alguacil del condado de San Bernardino, informes preliminares indican que uno de los tripulantes de ese auto fue abatido.

“La relación (con el ataque de la mañana) no se ha confirmado”, advirtió sin embargo la oficina del alguacil a través de su cuenta de Twitter.

Especialistas en explosivos están revisando el vehículo.

Por el momento se desconoce la identidad de los atacantes y sus posibles motivaciones, por lo que las autoridades no descartan que se trate de un “acto de terrorismo”.

Según el jefe de policía John Burguan, los sospechosos portaban “armas largas” e iban vestidos con ropas de tipo militar.

“Vinieron preparados para hacer lo que hicieron, como si estuvieran en una misión”, dijo Burguan.

Previamente la sargento Vicki Cervantes le dijo a la prensa que el incidente ha ocurrido en las oficinas de la organización Inland Regional Center, dedicada a ofrecer servicios a personas con discapacidades.

Según Cervantes, el o los sospechosos iban fuertemente armados.

Una representante de Inland Regional Center explicó a medios locales que el tiroteo ocurrió en una sala de conferencias en la que se estaba llevando a cabo una celebración.

El presidente de EE.UU., Barack Obama, está siendo informado de la situación.

“Algo que sabemos es que hay un patrón de tiroteos en este país que no se da en ningún sitio del mundo”, dijo Obama tras conocerse la noticia.

“Se pueden tomar algunas medidas, no para eliminar todos los incidentes, sino para asegurarnos de que suceden con menos frecuencia”.

Imágenes emitidas por la televisión estadounidense instantes después del tiroteo muestraban una elevada presencia policial y de ambulancias en la zona del tiroteo y gente abandonado un edificio con las manos en alto.

La cadena local KABC-TV entrevistó a un hombre que aseguró que su mujer trabaja en el edificio en el que ocurrió el tiroteo y que esta vio como un hombre entraba en las oficinas y empezaba a disparar.

Un equipo de desactivación de explosivos también acudió al lugar del tiroteo.

Este tiroteo ha ocurrido menos de una semana después de que un hombre matara a tres personas en una clínica de servicios reproductivos de Colorado.

Share.

About Author

Leave A Reply